Acoso laboral, maltrato laboral o Mobbing laboral

El maltrato laboral en el empleo en relación de dependencia

El acoso o mobbing laboral en el ámbito laboral puede ser realizado por su empleador (jefe inmediato o superiores) e incluso por sus compañeros de trabajo.

Cuando uno o todos ellos ejercen violencia psicológica y/o física hacia su persona tienen un sólo objetivo: obligar al trabajador a renunciar.

Todas las presiones desmedidas ejercidas en el trabajo de forma continua, sistemática y/o injustificada (persecución, provocaciones constantes, amenazas, humillaciones, presión excesiva y continua, etc.) pueden ser consideradas como acoso laboral o Mobbing, ya que la agresión grave o reiterada pueden producir daños físicos o psíquicos, destruyendo la personalidad del trabajador.

 

Signos de estar sufriendo acoso laboral

El stress causado por el acoso laboral puede provocar dolor de estómago, fuertes y frecuentes dolores de cabeza, gastritis, úlceras, angustia, tristeza, depresión, ataques de pánico, etc.

Usted no debe permitir ninguna clase de maltrato laboral (ya sea psicológico o físico) y debe saber que es posible revertir esa situación judicialmente ya que todo trabajador tiene derecho a gozar de un ambiente laboral cordial y sin tensiones.

 

Guía para identificar si es víctima de mobbing laboral

Para identificar si Usted está siendo víctima de acoso psicológico laboral o mobbing laboral, le contamos cuáles son las prácticas más habituales:

  • Le dificultan y reducen las posibilidades de comunicación con el resto de los empleados
  • Lo interrumpen continuamente al hablar
  • Critican y descalifican sus trabajos y decisiones
  • Ignoran su presencia, tienen gestos de rechazo o menosprecio, no le hablan
  • Le asignan un puesto de trabajo que lo aísla e incomunica del resto de sus compañeros
  • Le niegan la posibilidad de concurrir a reuniones de trabajo
  • Lo desacreditan para terminar con su reputación personal y/o laboral
  • Se intenta forzar un examen o diagnóstico psicológico o psiquiátrico
  • Se burlan de sus orígenes o de su nacionalidad
  • Le encargan trabajos humillantes
  • Le quitan responsabilidades y atribuciones en el trabajo
  • No le asignan ningún trabajo
  • Le asignan tareas totalmente inútiles o absurdas
  • Le asignan tareas muy inferiores a su capacidad laboral o competencias profesionales
  • Le asignan tareas nuevas constantemente haciendo imposible cumplir con su trabajo
  • Le asignan tareas que exigen una experiencia superior o diferente a sus competencias profesionales
  • Le quitan acceso a las herramientas de trabajo (no le asignan PC, le niegan acceso a la conexión a la red informática de la empresa)

 

Si se identifica como víctima de una o más de estas técnicas, Usted está siendo objeto de Acoso Laboral y tiene derecho a defenderse y puede revertir esta situación judicialmente o considerarse despedido y exigir una indemnización.

¿Necesita asesoramiento legal?
Envíenos su consulta sin compromiso. Le responderemos en 24 horas hábiles

 
 

 

 

Acoso laboral, maltrato laboral o Mobbing laboral
5 (31 opiniones)

Artículos Relacionados

¿Desea dejar un comentario?