Despidos verbales o despidos de palabra

Los despidos verbales no son válidos ni tienen eficacia jurídica

La única forma legal de despedir a un trabajador es por escrito (lo más frecuente es mediante un telegrama o carta documento a su domicilio).

Si su empleador le informó verbalmente su despido, Usted debe aguardar a recibir el respectivo telegrama o carta documento que informe y notifique el despido.

Mientras no reciba el telegrama, el trabajador debería seguir concurriendo a su empleo ya que el despido se considera notificado sólo desde la fecha de recepción del telegrama por parte del empleado.

Si por ejemplo el telegrama de despido es extraviado por el correo, el despido nunca se configuraría ya que el trabajador no fue notificado. En este caso, el empleador deberá enviar un nuevo telegrama de despido.

 

¿Es válido el despido notificado mediante una nota escrita?

El empleador puede válidamente notificar el despido de un trabajador mediante una nota simple que informe el despido, pero ésta deberá ser firmada por el trabajador.

No es recomendable que un empleador utilice éste método porque deberá exigir la firma del trabajador (quien puede negarse), pero sobre todo, el despido notificado mediante una nota simple carecerá de fecha cierta, es decir, el empleador no podrá valerse de esta nota escrita para probar la fecha real del despido ante un eventual juicio laboral.

Por ello no es una práctica habitual, y de ocurrir, genera una gran ventaja para el trabajador que desee reclamar judicial o extra judicialmente diferencias salariales, indemnizaciones e incluso multas laborales.

 

Notificación del despido laboral ante Escribano Público

Suele ser frecuente que se solicite la presencia de un escribano público para que – frente a él – se notifique el despido de un trabajador.

En este caso, el escribano público dejará constancia de lo sucedido (despido del trabajador) en un acta notarial, y se solicitará al trabajador que firme la misma.

Si bien el trabajador puede negarse a firmar el acta notarial, el despido efectuado de este modo tiene efectos jurídicos válidos.

 

¿Qué hacer ante un despido verbal?

Como venimos diciendo, el despido verbal no tiene validez alguna desde el punto de vista legal, es decir, el despido verbal no existe, es como si nada hubiera pasado.

Si Usted es despedido verbalmente, muy probablemente esté trabajando en negro (en forma irregular), y puede aprovechar esta oportunidad para reclamar sus derechos laborales.

Ante esta situación, el trabajador debería enviar un telegrama lo antes posible a su empleador solicitando la regularización laboral y denunciando la realidad de los hechos (fecha de ingreso real, categoría laboral, salario real, etc.).

Ante un despido verbal no deje de concurrir a su empleo y busque asesoramiento legal inmediato de un abogado laboral.

¿Necesita asesoramiento legal?
Envíenos su consulta sin compromiso. Le responderemos en 24 horas hábiles

 
 

 

 

Despidos verbales o despidos de palabra
5 (49 opiniones)

Artículos Relacionados

¿Desea dejar un comentario?