La justicia laboral anula acuerdo conciliatorio del SECLO

Anulación de acuerdo conciliatorio SECOSE – SECLO – Despido encubierto

Hechos: Un trabajador del Banco Santander Rio al ser despedido fue obligado a firmar un acuerdo laboral luego homologado por el SECLO. El trabajador demandó la nulidad del acuerdo demostrando que fue obligado a firmar junto con el resto de sus compañeros y que no existió negociación alguna sino una imposición del Banco Santander Rio y sus abogados.

Sentencia: Los jueces tuvieron especialmente en cuenta lo dicho por los testigos, uno de los cuales dijo “… Que la actora dejó de trabajar porque la desvincularon. Que la decisión de esa desvinculación la tomó la compañía, el Banco con Orígenes (…) Que esa desvinculación se instrumentó de la siguiente forma: le avisamos a la gente que iba a ser desvinculada, y la llevamos (…) a un estudio de abogados. Que de la firma de ese convenio participaron: supervisores, vendedores, gerente del sector, y gerente departamental de ventas, más la representante legal del banco. Si no firmaba este convenio, los desvinculaban de Orígenes y de Santander. Que no hubo negociación, era una suma estipulada de acuerdo a la cantidad de años, era lo que se pagaba, no hubo posibilidad de negociar nada. Que lo sabe, porque el testigo era jefe del sector (…) que una vez que estaban firmando el convenio en el estudio de abogados, se enteraron de la suma que les abonaron. Que no contaban con patrocinio letrado. Que si no firmaban, los desvinculaban (…) que cuando el testigo manifestó que no hubo representación letrada, se refirió que no hubo ningún abogado representándolos”.

Los jueces tuvieron por probada “la imposibilidad de negociar las condiciones de la extinción del contrato de trabajo ya que la misma fue impuesta por la empleadora como condición para conservar el vínculo laboral que cada uno poseía con Orígenes A.F.J.P., a cambio de un monto fijado unilateralmente y en ausencia total de asesoramiento letrado para los dependientes incluso en oportunidad de firmar el acuerdo (art. 90 L.O.)”.

“Sobre tal base … lo relevante es que en el caso (…) el convenio invocado por la demandada presenta un “vicio instrumental trascendente” ya que en virtud de las circunstancias en las que se desarrolló el acto, surge que la trabajadora no tuvo la posibilidad de negociar válidamente las condiciones de la extinción, ni fue asistida legalmente del modo querido por el legislador, lo que lleva a concluir que la suscripción del mismo no respondió a un accionar voluntario y libre de su parte, sino a un acto viciado e impuesto como se sostuvo en el fallo recurrido, todo lo cual hace que el mismo deba ser invalidado, careciendo, por lo tanto, de toda eficacia como para poner punto final a los derechos emergentes de la relación laboral que uniera a las partes (ver en igual sentido, S.D. N° 14.847 de esta Sala X del 14/12/06 “in re” “Rodríguez Jorge Alberto c/Orígenes S.A. y otros s/despido” y S.D. Nº 19.056 del 18/10/2011, en autos “Gorod Juan Alberto c/ Orígenes Seguros de Retiro S.A. s/ diferencias de salarios”).”

CONCLUSION: Por los motivos expuestos no puedo más que coincidir con lo resuelto por la señora juez de primera instancia en cuanto a que resulta nulo el acuerdo celebrado entre las partes en sede administrativa, sin que puedan surgir los efectos legales que la recurrente pretende, ya que se trató de un despido encubierto.

Expediente: AUTOS: “OJEDA QUESADA EVA C/ BANCO SANTANDER RIO S.A. Y OTRO S/ DESPIDO”, JUZGADO Nº: 58 SALA X (31/07/2012)

La justicia laboral anula acuerdo conciliatorio del SECLO
5 (2 opiniones)

Artículos Relacionados

¿Desea dejar un comentario?