Testigos en el juicio laboral

¿Cuándo es necesario contar con testigos en el juicio laboral?

Existen determinadas cuestiones que resultan de muy difícil prueba si no son acreditadas por los dichos concordantes de testigos. Por ejemplo:

  • Trabajo en negro (total o parcial)
  • Pagos en negro
  • Pagos parciales en negro
  • Fecha de ingreso posterior a la real
  • Salario menor al real en recibo de sueldo
  • Horas extras
  • Maltrato, acoso laboral o mobbing laboral
  • Fraude laboral a monotributistas y/o pasantes

En el caso que su reclamo laboral involucre alguno de estos temas, será necesario (y en a veces imprescindible) contar con testigos que validen sus dichos.

 

¿Quién puede ser testigo en el juicio laboral?

Es únicamente conveniente citar como testigo en un juicio laboral a toda aquella persona que haya tenido conocimiento directo y personal de las cuestiones a probar (horas extras, trabajo en negro, maltrato laboral, etc.).

Un testimonio será únicamente válido cuando declare sobre hechos a los que haya tenido conocimiento por medio de sus sentidos, es decir, hechos que haya visto o escuchado (principalmente).

Un testigo que declare sobre hechos que no vio o escucho en forma personal y directa no tiene fuerza probatoria alguna. Por ejemplo, no tiene fuerza probatoria los dichos de un testigo que declare sobre hechos que le contó el propio trabajador, compañeros del trabajador e incluso terceros. El testigo tiene que haber visto u oído los hechos sobre los que declara.

 

¿Cuántos testigos son necesarios?

Testigos en el juicio laboral
4.7 (38 opiniones)

 

¿Necesita asesoramiento legal?

Envíenos su consulta sin compromiso. Le responderemos en 24 horas hábiles

 
 

 

 

Artículos Relacionados

¿Desea dejar un comentario?