Modelo telegrama laboral en argentina

Modelos de telegramas laborales en Argentina

Por qué no usar modelos de telegramas laborales en Argentina

El primer telegrama laboral enviado por el trabajador al empleador es el documento más importante de todo reclamo laboral en el derecho argentino.

El primer telegrama debe contener la estrategia jurídica completa a utilizarse en una futura demanda judicial o reclamo laboral.

Luego de enviado el primer telegrama laboral no hay lugar para ningún tipo de cambios, agredados, correcciones ni modificaciones. 

No es posible alegar errores de ningún tipo ya que el empleador podrá acusar una violación en su derecho de defensa si cualquiera de las exigencias o contenido del primer telegrama pretende ser modificado posteriormente, cualquiera sea el motivo que pudiera manifestar el trabajador.

Por ello, el primer telegrama laboral debe ser redactado por un abogado laboral (no cualquier abogado), porque debe ser hecho con la estrategia jurídica pensando en un potencial reclamo extrajudicial y en la demanda judicial.

Si el telegrama no contiene todos los requisitos legales y no fue pensado hasta el más minimo detalle, podrías perder la posibilidad de iniciar el reclamo ante el SECLO o incluso el juicio laboral.

 

 

¿Qué tienen de malo los modelos de telegramas laborales que hay en internet?

Los modelos de telegramas laborales son justamente eso, modelos genéricos pensados para casos abstractos sin tener en cuenta tu caso concreto, y esto puede ser un gran problema.

Ningún modelo de telegrama puede contemplar las particularidades de tu caso, aunque haya sido redactado por un abogado laboral, o incluso cite corretacmente las leyes aplicables.

Más aún, hemos visto cientos de telegramas mal redactados por abogados que no eran especialistas en derecho laboral.

El telegrama laboral debe hacerse en base a muchisima información que sólo puede obtenerse a partir de diversas preguntas realizadas por un buen abogado laboral.

El primer envío telegráfico que inicia el intercambio de telegramas debe incluir todos los rubros a reclamarse, ya que los conceptos que no se reclaman allí luego no pueden exigirse.

Por ejemplo, si el trabajador pretende que se aclare la situación laboral por negativa de tareas, pero además la relación laboral no está registrada o está declarada en forma defectuosa, debe contemplar ambas situaciones.

Si el trabajador sólo exige que se aclare si situación laboral pero omite reclamar la correcta registración del empleo, pone en riesgo la totalidad del reclamo al darle la posibilidad al empleador que – por ejemplo – registre correctamente la relación laboral, lo que anulará cualquier reclamo del trabajador posterior (por ejemplo darse por despedido).

Existen tantos ejemplos posibles como situaciones particulares de cada empleado, lo cual hace imposible que podamos imaginarlas y explicarlas en este artículo.

Como analogía, y sólo para graficarlo de un modo mas concreto, podríamos decir que usar modelos de telegramas laborales es lo mismo que un paciente que decide no visitar el médico y automedicarse ante presión alta o fiebre.

El envío de telegramas laborales sólo debe ser hecho por los abogados laborales que conocemos el derecho laboral porque una palabra de más o de menos puede hacer que apliquen o dejen de aplicar normas laborales que deben ser analizadas en conjunto y aplicadas al caso concreto.

 

Ejemplos de modelos de telegramas laborales mal redactados en el reclamo de horas extras

En el reclamo de horas extras impagas, debe precisarse todas las horas extras trabajadas y adeudadas por el empleador.

No basta con decir “lo intimo para que en el plazo de 24 horas abone las horas extras trabajadas” ya que no se ha especificado cuándo fue realizado el trabajo extraordinario, y esto puede ser causal de violación del derecho de defensa del empleador.

El empleador, debe tener la oportunidad de pagar las horas extras debidas, y por ello, es obligatorio indicar exactamente qué es lo que se debe.

Si el trabajador ha realizado horas extras en forma esporádica, deberá indicar los días y las horas precisas, haciendo saber qué recargo legal aplica.

Caso contrario, el empleador podrá rechazar el reclamo indicando que el mismo ha sido ambiguo.

Además, debe darse un plazo (no cualquier plazo) para que el empleador corrija la situación y hacerlo indicando qué ocurre si no lo hace (“bajo apercibimiento de…”). 

 

Errores en modelos de telegramas laborales para el despido indirecto

A fin de que el trabajador se considere despedido, deberá en forma previa remitir un primer telegrama haciendo saber al empleador todos los incumplimientos existentes.

Ese primer telegrama, deberá contener no sólo los incumplimientos del empleador que pueden dar origen al despido indirecto del trabajador, sino dejar en claro que si los mismos no son subsabados en el plazo legal, dará lugar al despido indirecto.

El telegrama preparatorio de un eventual despido indirecto debe ser realizado con sumo cuidado, midiendo cada una de las palabras ya que cualquier error, le impedirá al trabajador considerarse despedido y hasta puede causar que el empleador despida con causa y sin indemnización al empleado.

El despido indirecto es un acto muy importante, deben haber causas muy graves para intentarlo y por ello, el telegrama no puede contener errores.

 

Errores en modelos de telegramas laborales para el pago de la liquidación final

A primera vista, el telegrama exigiendo el pago de la liquidación final sería simple, ya que sólo bastaría con exigir el pago de lo adeudado, pero no es así.

Hay infinidad de cuestiones que analizarse para que el telegrama sea efectivo y no perjudique los derechos del trabajador.

Por ejemplo, el telegrama sería totalmente diferente si el trabajador está en blanco, si está en negro, o si la relación laboral está mal registrada (parte del sueldo en negro, fecha de ingreso o jornada laboral falsa).

Si el trabajador está en negro y sólo reclama el pago de la liquidación final sin exigir la regularización laboral estaría echando a perder todo.

Y lo mismo ocurre si la relación está mal registrada o si le deben horas extras o salarios anteriores impagos. 

 

Errores en modelos de telegramas laborales de regularización del empleo en negro o mal registrado

Este tipo de telegramas definitivamente no puede hacerse mediante modelos genéricos.

Mas allá de las citas legales que debe incluir, este telegrama será la base de todo el reclamo y deberá contener la fecha de ingreso, sueldo real, sueldo devengado, tareas desarrolladas, jornada laboral, convenio colectivo aplicable, categoría laboral según el convenio y todos los conceptos adeudados (horas extras, comisiones, diferencias salariales identificadas, adicionales de convenio, entre muchas otras cuestiones).

Además deberá contener el apercibimiento legal en caso de que no se cumplan las exigencias del trabajador y muchos otros aspectos que realmente es imposible sistematizar y enumerar en forma completa.

¿Sabías – sólo por poner un ejemplo – que el mismo día en que enviás el telegrma de regularización laboral es obligatorio enviar un telegrama específico a la AFIP?

 

 

 

¿Sabías que si no enviás el telegrama a la AFIP perdés el derecho a reclamar las multas mas importantes por haber trabajado en negro o por estar la relación laboral mal registrada?

Por todo esto, no deberías nunca fiarte de un modelo de telegrama laboral, de esos que hay dando vueltas por todo internet.

 

Te puede interesar

 

¿Necesitás asesoramiento legal o iniciar un reclamo contra tu empleador?

Envíanos tu consulta. Responderemos en menos de 24 horas hábiles.

 

 
 

 

 

Artículos Relacionados